EXPORETRETE llega a Hondarribia para poner el acento en el mal uso de inodoros y desagües

  • .- La muestra se podrá ver el próximo día 25 repartida en varios puntos por la calle San Pedro
  • .- Se trata de una actividad programa por Servicios de Txingudi con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua

 

Servicios de Txingudi vuelve a llamar la atención de la ciudadanía hacia uno de los problemas más graves y recurrentes que se está dando en nuestras ciudades con la utilización de las redes de saneamiento como depósitos de basura.

 

La exposición ExpoRetrete regresa a las calles de la comarca de Txingudi, en esta ocasión en Hondarribia, para sensibilizar a la población sobre los múltiples efectos nocivos que tiene arrojar por inodoros y desagües elementos tales como: medicinas, detergentes, restos de comida, toallitas, aceite usado y las perjudiciales toallitas húmedas, entre otros artículos y sustancias.

 

La muestra se podrá ver el próximo día 25, domingo, repartida en varios puntos por la céntrica calle San Pedro. Paneles, pantallas con vídeos, una maqueta que reproduce una alcantarilla y una plataforma que simula un cuarto de baño con las tuberías transparentes, entre otros elementos integrarán la muestra que podrá verse desde las 11:00 de la mañana hasta las 15:00 horas.

 

Día Mundial del Agua

 

ExpoRetrete ya puso verse en Irun en junio de 2016 en el marco de Bioterra y el año pasado en la plaza del Ensanche y vuelve a Txingudi con motivo de la celebración el 22 de marzo del Día Mundial del Agua, jornada que fue declarada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1993, para procurar que las distintas organizaciones e instituciones de todos los países promovieran acciones a favor de una mejor distribución y respeto a este recurso natural.

 

Creemos que la calle San Pedro, un domingo, es un lugar de mucho tránsito de personas”, explica la gerente de Servicios de Txingudi, Leire Zubitur “y, por tanto, un espacio idóneo para recordar que los malos hábitos y costumbres que tenemos adquiridos en el uso de las tuberías de desagüe de nuestras casas son un grave problema medioambiental y económico. Puede parecernos que al arrojar aceite usado, restos de comida, toallitas o medicamentos por el fregadero o el váter y dejar de verlos nos hemos quitado un problema de encima, pero es un grave error”.

 

“Sin darnos cuenta”

 

Al echar comida”, añade con más detalle, “estamos dando de comer a las ratas, una plaga que, de esta forma, contribuimos a mantener sin darnos cuenta. Si arrojamos aceite usado, estamos bloqueando las arterias de nuestra red de saneamiento y ocasionando problemas en la circulación de las aguas residuales por nuestras cañerías y colectores. Si eliminamos por el retrete medicamentos o detergentes, estamos enviando de nuevo al medio ambiente sustancias nocivas que no pueden ser detenidas en filtros ni depuradoras y que vuelven a nosotros en los denominados ‘contaminantes emergentes’, a través del medio marino”.

 

La exposición trata de poner a la vista estas y otras situaciones de una forma amena y didáctica, con juegos un cómic, maquetas y paneles informativos, aptos para todos los públicos

 

 

Bajo Bidasoa, 22 de marzo de 2018

2018-04-13T10:37:34+00:00 23 marzo, 2018|